Pocas mujeres recorren las carreteras españolas al volante de un camión. Así lo ha constatado MAN Truck & Bus Iberia a partir de los datos de la DGT, que demuestran que el porcentaje de mujeres que cuentan con el carnet necesario, ya sea el C para rígidos o el E para articulados, se sitúa en el 22% sobre el total del sector, con 23.400.

Esto implica que por cada mujer con un permiso de conducción para camiones hay cinco hombres. Además, el dato supone un 7% del total de mujeres con algún tipo de carnet, mientras que los camioneros alcanzan el 15%.

Es en las Islas donde se encuentran más conductoras de camión, siendo un 37% del total en Baleares, mientras que en Canarias llegan al 31% sobre el total del sector. También es cierto que, dado el tamaño de ambas y su orografía, son las que menor número de licencias presentan para ambos sexos a nivel nacional.

La brecha se acentúa en el norte, donde ser mujer y tener permiso para circular con un vehículo pesado es un ‘rara avis’. En Cantabria, por ejemplo, hay un 6,41% de mujeres conductoras de camión por cada 100 conductores, mientras que La Rioja y Extremadura se sitúan en torno al 7%.

Con el objetivo de revertir esta situación, MAN ha desarrollado un proyecto para promover la formación de la mujer como conductora profesional a través de las becas WoMAN. Se trata de una ayuda económica para sacarse el permiso de conducción C o E, y el Certificado de Aptitud Profesional, que cubrirá hasta el 70% de los costes.

Además, en aras de contribuir a la mejora de la sostenibilidad, se pondrá a su disposición una formación específica ProfiDrive para que puedan sacar el mayor rendimiento de un modelo TGX de última generación en operativas reales.