La nueva oleada de la pandemia con que ha terminado 2020 en Europa, con el consecuente incremento de medidas restrictivas de la movilidad, se traduce a ojos del transporte de mercancías en una debilidad de la demanda y una caída en los precios de los servicios.

En este sentido, el indicador de Ti & Upply para el cuarto trimestre de 2020 refleja un descenso trimestral de un 1% frente al tercer trimestre del pasado ejercicio.

Al mismo tiempo, el adelanto de pedidos que se produjo antes del ‘Brexit’ ha hecho que los precios en los servicios con el Reino Unido se hayan incrementado un 1,1% interanual en el cuarto trimestre de 2020, mientras que, por contra, los precios del resto de expediciones ha caído un 1,8% con respecto a los últimos tres meses de 2019.

Así mismo, la debilidad de la demanda en ciertos sectores a escala continental, como en el comercio minorista, junto con los bajos precios del diésel han sido aspectos clave que han hecho retroceder los precios del transporteen el último trimestre de 2020.

La desaceleración de la demanda ha influido en las variaciones a la baja registradas en las principales rutas comerciales de Europa, incluidas las que unen Madrid con París y Duisburgo con Lille.

Algo similar se ha producido en los trayectos entre Varsovia y Duisburgo, mientras que otras rutas, como la que enlaza Milán con Varsovia han visto un fuerte retroceso de un 16,9%.

Los servicios desde Rotterdam a Duisburgo, sin embargo, presentan incrementos en el último cuarto de 2020 y anticipan posibles crecimientos a nivel continental para el futuro a corto plazo en función de la recuperación de la crisis sanitaria en Alemania.