El e-commerce parece un canal sin límites. Tras los grandes crecimientos en las ventas de comercio electrónico protagonizadas en los últimos años por el sector textil y la tecnología, ahora parece que el campo de batalla se ha trasladado a nuevos terrenos.

Lidl ha abierto su nueva tienda on-line de bazar en España, que de este modo se convierte en el quinto país europeo en el que la empresa alemana tiene presencia on-line, tras Alemania, los Países Bajos, Bélgica y la República Checa.

La compañía de gran distribución tendrá disponible un amplio catálogo de artículos de moda, jardinería, hogar, ocio y bricolaje, entre otros, que comercializa periódicamente en sus tiendas bajo sus propias marcas y forman parte de su surtido variable.

El coste del envío será de 3,99 euros, independientemente del volumen y el número de artículos solicitados. con un plazo de entrega de tres días laborales. Estos pedidos se gestionarán de manera independiente, con lo que no podrán ni recogerse ni devolverse en tienda.

Lidl gestionará los envíos para toda España, excepto los archipiélagos balear y canario, así como las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, desde un almacén externo en la localidad toledana de Seseña, y realizará el transporte y la distribución de las mercancías de su canal on-line con Seur.

Aunque los productos se pueden reservar con unos días de antelación, la entrega a domicilio no se realizará hasta que el producto esté en tienda, en la fecha de promoción prevista.

Con este lanzamiento, Lidl se une a DIA, Mercadona y El Corte Inglés en una de las áreas del e-commerce que mayores crecimientos experimenta, aunque con una cuota de mercado todavía menor.