En los últimos años, España se está convirtiendo en uno de los mercados con mejores cifras de crecimiento para Lidl.

Con el fin de acompañar a este incremento de actividad, así como a la apertura de nuevos establecimientos, la cadena alemana también se plantea ampliar de forma decisiva sus recursos logísticos a escala nacional.

Así pues, Lidl prevé realizar este 2021 una inversión superior a los 400 millones de euros para reforzar aún más su presencia en todo el territorio español.

En concreto, tras adquirir a principios de año unos terrenos en el municipio madrileño de Parla, en este ejercicio iniciará las obras de sus futuros centros en las localidades granadina de Escúzar y barcelonesa de Martorell, mientras que en otoño tiene previsto poner en marcha la que será su nueva plataforma logística de referencia para el norte de España en la población alavesa de Nanclares de la Oca.

El pasado 2020, la cadena germana invirtió unos 350 millones de euros en la apertura de cerca de 40 nuevas tiendas y la inauguración de una nueva plataforma logística en la localidad canaria de Agüimes.

Con cerca de 1.700 millones de euros invertidos en la puesta en marcha de unos 180 establecimientos y tres almacenes en el último lustro, la cadena de supermercados ya cuenta con más de 630 puntos de venta y once centros logísticos en España.