Diez años después de plantarse en el mercado canario, Lidl redobla su apuesta por el archipiélago con una nueva plataforma logística en la localidad grancanaria de Agüimes.

Estas instalaciones, ya en funcionamiento desde este mismo este mes de julio, han supuesto una inversión de unos 45 millones de euros y constituyen el segundo almacén de la cadena alemana en las islas, junto al que ya tiene en el municipio tinerfeño de Güímar.

Levantadas sobre una parcela de unos 40.000 m², la nueva infraestructura ya abastece de mercancía a los 14 establecimientos de Lidl en las islas de Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria.

El almacén cuenta con más de 25.000 m² de superficie construida, tiene capacidad para almacenar unos 21.000 palets y cuenta con hasta 49 muelles de carga y descarga para optimizar el tránsito de la mercancía, desde su entrega por parte de los proveedores hasta su posterior distribución.

Esta nueva plataforma, que cuenta además con el certificado en construcción sostenible de referencia a nivel mundial BREEAM, tiene el objetivo de continuar impulsando el negocio de la compañía germana en la región, donde la compañía prevé abrir más tiendas.

Lidl cuenta en Canarias con una plantilla de más de 1.000 personas y una red integrada por un total de 30 tiendas.