El primer transporte ferroviario de mercancías directo entre España y China ha realizado su entrada oficial este martes en las instalaciones logísticas de Adif en Madrid Abroñigal, tras recorrer 13.000 km en el trayecto más largo de la historia en este campo.

El convoy ferroviario de mercancías ha recorrido más de 13.000 kilómetros desde la ciudad china de Yiwu, considerado el mayor centro del mundo de venta y distribución de bienes al por menor, a la capital de España tras un viaje de 21 días atravesando ocho países: China, Kazajistán, Rusia, Bielorrusia, Polonia, Alemania, Francia y España.

El tren, denominado Yixinou, inició su trayecto el pasado 18 de noviembre y en su recorrido, en el que han participado varios conductores para completar cada tramo, ha realizado tres descargas de los 70 contenedores con los que partió, con cambios de locomotora cada 800 kilómetros.

Tras su llegada, el tren volverá a partir a la ciudad china y transportará en su carga productos típicos de la producción agroalimentaria española como jamón, vino y aceite de oliva.

Los resultados de este primer viaje, de carácter experimental, serán evaluados posteriormente para el posible desarrollo de un corredor ferroviario regular entre España y China.

El tren ha sido operado por IRS y DB Schenker Rail, y la circulación en España se ha realizado a través de Transfesa.

Asimismo, se han llevado a cabo operaciones de cambio de ancho o trasvase de contenedores entre composiciones, debido a la existencia de diferentes anchos de vía, en las ciudades fronterizas de Dostyk en Kazajistán, Brest en Bielorrusia y en la frontera francesa, en Irún.

La “Nueva ruta de la Seda”

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha detallado que esta ruta es fruto del compromiso adquirido por los presidentes de los Gobiernos chino y español en su reciente encuentro de septiembre para impulsar las relaciones comerciales entre ambos países.

Para Ana Pastor, este convoy de mercancías revela que Madrid y España es un hub en esta materia y que el transporte ferroviario es competitivo, «es una ruta de la esperanza«.

Por su parte, el encargado de Negocios de la Embajada China, Huang Yazhong, se ha mostrado satisfecho de la llegada de este tren de cercanías es una oportunidad para fortalecer las relaciones de China con España y Europa. España es el séptimo socio comercial de China y a su vez China es el primer socio comercial no europeo de España.

El volumen de negocio en estas relaciones implicaron 24.910 millones de dólares 2013 y en los primeros tres trimestres de este ejercicio alcanzan ya 20.800 millones.