Ford ha presentado, en el Festival de Velocidad de Goodwood 2022 en el Reino Unido, la Ford Pro SuperVan Eléctrica que utiliza todo el potencial de las prestaciones eléctricas y la conectividad mejorada para lograr las mayores prestaciones de cualquier furgoneta Ford de la historia.

Cuatro motores eléctricos, una batería de 50 kWh refrigerada por líquido y un sistema de control a medida producen aproximadamente 2.000 CV para una aceleración de 0 a 100 km/h por debajo de los dos segundos. Las prestaciones de un chasis específico y preparado para el circuito, que incluye componentes de la E-Transit Custom se complementan con la tecnología de pantalla táctil SYNC4 de Ford, así como con funcionalidades adicionales para controlar las capacidades únicas del prototipo.

También incluye modos de conducción seleccionables y tecnologías de freno regenerativo similares a las de los vehículos eléctricos fabricados en serie de Ford. El llamativo modelo totalmente eléctrico ha sido desarrollado por Ford Performance y los especialistas austríacos en rallyes y carreras electrificadas Stard, con un diseño exterior realizado por el equipo de diseño de Ford en Colonia..

Los atrevidos pasos de rueda, el estilo musculoso y la decoración exterior única contribuye a ofrecer la expresión más extrema del diseño de la Transit, mientras que el motor totalmente eléctrico ha permitido mucha libertad con menos restricciones de espacio y refrigeración de las que conlleva un motor de combustión.

El cuarto capítulo de la historia de la SuperVan está diseñado para ser el más rápido y extremo hasta ahora, manteniendo el ADN de la Transit. El paquete de baterías de 50 kWh con refrigeración líquida está montado para lograr una distribución óptima del peso y un centro de gravedad bajo, y puede recargarse por completo en aproximadamente 45 minutos con un cargador rápido estándar para vehículos eléctricos.

Cuatro motores eléctricos consiguen aproximadamente 2.000 CV a través de un sistema de tracción a las cuatro ruedas, suficiente para impulsar esta increíble furgoneta hasta los 100 km/h en menos de dos segundos, lo que la convierte en la SuperVan más rápida de la historia, además de la más limpia.

La primera SuperVan de Ford se presentó en 1971 y contaba con un motor montado en el centro, tomado del Ford GT40 ganador de Le Mans, para crear una Transit Mk diferente a cualquier otra. La fórmula fue llevada más allá para la SuperVan 2; se colocó una versión de fibra de vidrio de la carrocería de la Transit Mk 2 sobre el monocasco y el V8 Cosworth de 590 CV del coche de carreras C100 de Ford.

Este vehículo renació más tarde como la renovada Transit Mk 3 y la SuperVan 3, impulsada por un motor Cosworth HB de 650 CV compartido con los coches de Fórmula 1 de la época.