El Fondo de Compensación Interportuario destinará un total de 37,8 millones de euros a las autoridades portuarias en 2016.

El Fondo de Compensación Interportuario destinará un total de 37,8 millones de euros a las autoridades portuarias en 2016.

El Comité para la Distribución del Fondo de Compensación Interportuario destinará un total de 37,8 millones de euros a las autoridades portuarias en 2016, según lo acordado por las 28 Autoridades Portuarias, a propuesta de Puertos del Estado, en la reunión celebrada este jueves en Madrid. Esta cantidad es similar a la aprobada para el actual 2015.

Sin embargo, para el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, lo más destacado de esta última reunión del año del Comité ha sido, más que la cantidad aprobada, la unanimidad que se ha logrado entre todos los presidentes y directores generales presentes en la reunión, “a pesar de que un tercio de presidentes eran nuevos y no sabían como funciona este Comité”, ha señalado con cierto tono de humor a la prensa.

Un encuentro que, además, ha tenido cierto aire de despedida por parte de Llorca, dado que concluye su mandato y ante la incertidumbre electoral del próximo 20D no hay seguridad de que vuelva a repetir en el cargo.

En la reunión se ha hecho el cierre del año 2014 y se ha visto el remanente que queda no justificado por los puertos para el año siguiente, en torno a los 7 millones de euros. Así con todo, el Comité ha dado el visto bueno a la aportación de los puertos para el próximo año 2016 de un 4% del resultado de explotación del ejercicio, “que es el mínimo que exige la Ley de Puertos”, ha destaco el presidente José Llorca.

También se ha aprobado la propuesta de Puertos del Estado para las asignaciones al Fondo para el año 2016. Se puede comprobar, ha asegurado Llorca, “que hay una gran cantidad de puertos que no son aportadores netos y al final son sólo los puertos grandes como Barcelona, Valencia, Bilbao, Algeciras, Tarragona o Huelva los que más aportan y el resto los que reciben por diferentes conceptos”.

En concreto, el puerto de Barcelona aporta más de 4,2 millones de euros y apenas recibe 325.000 euros; Valencia destina 3,5 millones y recibe 400.000 euros; Algeciras ingresar al Fondo 2,8 millones y recupera 404.00 euros o Bilbao que aporta 1,4 millones y logra 283.000 euros. Por el contrario, Ceuta aporta 152.000 euros y recibe 2,8 millones de euros; Melilla solo ingresa 21.000 euros y recibe 2,4 millones de euros; Tenerife da 717.000 euros y recibe 7,5 millones de euros y Las Palmas aporta 1,6 millones y logra 7,3 millones de euros.

La parte más importante  de estas asignaciones corresponden a la insularidad, especial aislamiento y ultraperifericidad con el 34% del total hasta alcanzar los 12,8 millones de euros. Otro 20% (7,5 millones de euros) se destinarán al mantenimiento de las ayudas a la navegación; mientras que un 10% (3,7 millones de euros) van destinadas al control del tráfico portuario por parte de Sesamar (como rádares o repetidores). Los restantes 11,9 millones de euros (el 35,5% del total) van para reparaciones periódicas o extraordinarias, situaciones sobrevenidas, inversiones no comerciales o planes de saneamiento.

La ‘insensibilidad’ de Las Palmas

En el Comité también se ha hecho una declaración respecto a la problemática del puerto de Las Palmas y, a propuesta de Puertos del Estado, se ha aprobado una aportación para la construcción del dique de Los Mármoles del puerto de Arrecife para el tráfico de cruceros del 20% respecto de las anualidades, mientras que el 80% se financiará a través de fondos RUP.

Según José Llorca esta declaración y necesidad de aportación extra es consecuencia “de la poca sensibilidad del puerto de Las Palmas con los puertos menores, como es el de Arrecife”.

Créditos para el Fondo de Accesibilidad

El comité también se ha centrado en aspectos del Fondo de Accesibilidad. De esta forma se ha autorizado a Puertos del Estado a suscribir una línea de crédito con el Banco Europeo de Inversión (BEI), dentro del plan Junker, por 105 millones de euros más una complementación a través del ICO de 10 millones de euros “porque el plan Junker exige que haya un banco nacional que participe en los proyectos para obras de accesibilidad portuaria”.

También se han fijado las líneas generales para la firma por parte de los puertos de los contratos de préstamos del Fondo de Accesibilidad y se han creado dos grupos de trabajo para la elaboración de proyectospara seguir toda la tramitación que exige el reglamento respecto a la selección de proyectos”.

Según ha especificado Llorca, había posturas diferentes por parte del equipo de Puertos del Estado respecto a que se hiciera por fachadas marítimas pero “mi posición no ha sido así y finalmente se ha optado por crear una comisión para puertos peninsulares, porque ya compiten entre ellos, y otra para los puertos insulares de Baleares, Canarias y Ceuta y Melilla, que tienen problemáticas diferentes respectos a los proyectos de conectividad”.

Los puertos podrán ser intervenidos

En cuanto a las condiciones de los contratos de préstamos del Fondo de Accesibilidad, se ha ratificado que aquellos puertos que no puedan hacer frente a los vencimientos y pagos entrarán en un proceso de normalización financiera, como es el caso de los puertos de Gijón y A Coruña. “Es decir, si un puerto no puede afrontar la devolución de los préstamos del Fondo de Accesibilidad serán intervenido”, ha zanjado José Llorca.

Finalmente, en el encuentro el presidente de Puertos del Estado ha anticipado las principales magnitudes macroecómicas previstas pare el cierre del ejercicio 2015 y que prevén un importe de negocio de 1.021 millones de euros en el conjunto del sistema portuario de interés general, lo que supone un 1,7% más que en 2014. En cuanto a los tráficos, el objetivo se marca en crecer un 2,8% hasta alcanzar los 495 millones de toneladas.

Por otra parte, los ingresos de explotación ascenderán a 1.135 millones de euros y los gastos de explotación a 955 millones de euros. La inversión pública ha sido de 729 millones de euros y la privada de 486 millones de euros.