Leyland DAF Van, LDV, vuelve a estar presente en el mercado español tras su adquisición por parte de GAZ, que ha reiniciado las ventas en España con los furgones Maxus con os que pretende alcanzar el 2% de cuota de mercado en el segmento de los comerciales ligeros.

El fabricante, que operaba en España y Europa como Leyland y como DAF, fue comprado en 2016 por el grupo ruso, que relanzó la marca primero en Reino Unido y ahora pretende hacerlo en España, Francia y Holanda.

Su objetivo en el mercado español es vender 300 unidades en 2017, aunque para alcanzar la cuota de mercado prevista deberían llegar a 2.200 o 2.400 vehículos vendidos en los próximos dos años. En este sentido, GAZ ha invertido cuatro millones de euros en el desarrollo de su red de distribución en Europa.

Además, ha destinado 70 millones de euros a la adecuación de la estructura industrial de LDV, cuya planta de fabricación está ubicada en Birminghan, en el Reino Unido. En cuanto al desarrollo del Maxus, fabricado conjuntamente con la división de comerciales ligeros de Daewoo, se han invertido 750 millones de euros.

Este vehículo será el primero de los que se comercialicen en España, entre los que se incluyen furgonetas de menor tamaño y camiones por debajo de las 7,5 toneladas. Su red estará integrada este año por 35 concesiones, gran parte de ellas de DAF, que actualmente no cuenta con una oferta de vehículos ligeros. En 2018, contarán con 50 concesionarios en total.

La gama de lanzamiento de los nuevos furgones está formada por vehículos de dos batallas, tres alturas de techo, tres motores diésel del fabricante italiano VM en potencias de 90, 120 y 135 CV, y tres acabados. Todo ello configura una oferta de 90 versiones.

La planta de Birminghan dispone también de una división para la fabricación de vehículos especiales.