El último temporal ha supuesto, como cada vez que el tiempo meteorológico se tuerce, múltiples embolsamientos de camiones en diversas áreas de servicio que en poco tiempo se han saturado y que han mantenido a más de 10.000 conductores en malas condiciones durante días.

Las autoridades tienen claro, como ha declarado públicamente el propio ministro de Transportes la semana pasada que ante malas condiciones meteorológicas se van a parar los vehículos pesados para agruparlos.

Así pues, los empresarios de estaciones de servicio piden la creación de una red estratégica de estos establecimientos, con el fin de que permanezcan abiertas permanentemente y de que puedan servir de refugio para los transportistas.

En este mismo sentido, los empresarios también piden que se incluyan estas infraestructuras en los planes de mantenimiento de carreteras para que se tengan en cuenta el papel que podrían jugar ante cualquier adversidad que obligue a embolsar camiones, tal y como ha pasado hace unas semanas.

Así mismo, esta medida facilitaría que las contratas encargadas del mantenimiento de la red viaria limpiaran también las áreas de servicio ante temporales u otras incidencias, con el fin de facilitar su uso por los transportistas y evitar colapsos en infraestructuras que son lugares en que se refugian multitud de conductores.