Fenadismer dice haber podido constatar cómo «en algunas comunidades autónomas el aprobado es casi generalizado« para todos los aspirantes que se presentan a los exámenes para la obtención del título de competencia profesional para ser transportista.

Ante esta realidad, la patronal tilda la situación de «verdadero coladero, con niveles de aprobados de hasta el 90% de los presentados, situación inadmisible que previsiblemente se mitigará a partir del próximo año una vez que el Ministerio de Transportes ponga en marcha la aplicación tecnológica que armonizará el nivel de exigencia del examen a nivel nacional».

Pero incluso así, la organización empresarial afirma que «seguirá exigiendo al Ministerio de Transportes la necesidad de reestablecer el requisito de antigüedad de los vehículos para acceder por primer vez al sector, para evitar que empeore más aún la actual situación de envejecimiento de la flota española de transporte por carretera y para que contribuya a las políticas de mejora medioambiental que establecen las políticas de la Unión europea».

Una sentencia del Tribunal Supremo acabó con este requisito de acceso al mercado de transporte el pasado mes de noviembre del pasado año, con lo que, en la práctica, solo se requiere titulación académica de bachillerato o FP de grado medio para poder entrar a operar en el sector, una vez aprobada la prueba de capacitación.