Cinco factores que se dan en este 2021 contribuirán para que Amazon alcance unos ingresos de más de 500.000 millones de dólares, unos 425.000 millones de euros al cambio, con un incremento anual de un 30%.

Así pues, según Trackr, el incremento de las compras on-line durante la pandemia, el creciente número de nuevos vendedores que se incorporan a Amazon, la mejora de los procesos de entrega y logística, así como las nuevas mutaciones de la enfermedad implican que el gigante norteamericano del comercio electrónico seguirá viendo crecer su negocio durante la próxima década.

En concreto, tras incrementar sus ingresos un 38% el año pasado, Amazon seguirá reforzado su posición hegemónica en el comercio electrónico del hemisferio occidental a través de un proceso de mejora continua, que le permite limar las ineficiencias en sus servicios logísticos y potencia la experiencia del cliente.

De igual modo, el e-tailer también refuerza sus entregas hiperrápidas, incluso mediante iniciativas innovadoras, y cuenta con más de 200 millones de visitantes mensuales.

Además, más de un millón de nuevos vendedores se incorporan a la plataforma cada año, mientras que, por otra parte, la evolución de la pandemia augura que la crisis tendrá unos efectos prolongados, lo que podría mantener el impulso renovado que vive el comercio electrónico desde la llegada de la enfermedad al panorama global.