El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022 contempla, en el ámbito del transporte por carretera, un refuerzo de la inspección, que el año próximo prevé dedicar especial atención al cumplimiento de la normativa de tiempos de conducción y descanso.

A este respecto, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana pretende continuar con la realización del control de la implantación y uso del sistema del tacógrafo digital, tanto del actual como del nuevo tacógrafo inteligente.

Así mismo, Transportes también estima que desplegará en breve un nuevo sistema para incluir los datos de la tarjeta bancaria con la que se hace el pago de las infracciones asociada al control de transportes, lo que facilitará su gestión, según las autoridades.

De igual modo, también se modificará la aplicación de transporte para permitir la interpretación y presentación de la información de las tarjetas de conductor relativa al posicionamiento del vehículo en el origen y fin de la jornada, así como cada tres horas de tiempo de conducción acumulado atendiendo a la normativa europea y se desarrollará en la aplicación de transportes, una funcionalidad para la detección temprana de usosindebidos o manipulaciones del tacógrafo inteligente.

Por otra parte, durante el próximo año se finalizará la implantación de la nueva aplicación de tramitación de expedientes sancionadores de los expedientes de las comunidades autónomas.

Además, Transportes también pretende seguir controlando la oferta de servicios de transporte sin disponer del título habilitante exigible para realizarlos o para intermediar en su contratación.

Según los presupuestos, el Ministerio tiene previsto acabar en 2022 un total de 7.500 expedientes sancionadores, un 5,63% más de los estimados para este año, como consecuencia de las labores de inspección, con un total de 1.200 inspecciones en empresas, un 25,65% más que en 2021, así como otras 6.000 en compañías por los tiempos de conducción y descanso.