UGT y Comisiones Obreras rompen una lanza en favor de la continuidad de Salvador de la Encina al frente de Puertos del Estado, a la espera de ratificación (o cese, según quiera verse) tras el último cambio de Gobierno.

Los sindicatos valoran especialmente del actual presidente del organismo el hecho de que, tras el breve paso de su antecesora en el cargo, Ornella Chacón, haya sabido imponerse «en un tiempo récord y en una situación compleja», para, mediante una «gestión encomiable y profesional», impulsar «una política de diálogo y de consenso que ha dado a los puertos esa estabilidad tan ansiada» y que, por otro lado, no excluye que el organismo tenga opinión propia sobre posibles transferencias en gestión portuaria a las comunidades autónomas.

En este mismo sentido, las centrales sindicales defiende que durante el mandato de De la Encina, «se han estabilizado las relaciones laborales tanto en el sector de la estiba como en el de las Autoridades Portuarias y Puertos del Estado, se ha firmado el III Convenio Colectivo en abril de 2019, se están implantado criterios para la prestación de los servicios portuarios de acuerdo con todos los agentes afectados, se han pactado los planes de empresa de todas y cada una de las Autoridades Portuarias en un ambiente de diálogo y colaboración«.

De igual manera, los representantes de los trabajadores también consideran que de la Encina es la persona idónea para culminar una serie de asuntos pendientes, relacionados tanto el Marco Estratégico del sistema portuario, como con el desarrollo del Reglamento de Explotación y Policía de los puertos , así como para cerrar los flecos pendientes en la regulación de la estiba, entre otros aspectos.