Los sindicatos europeos creen que la reciente decisión del Gobierno británico de alargar los tiempos de conducción y descanso para luchar contra la escasez de conductores profesionales tendrá justamente el efecto contrario.

En este sentido, ETF considera que esta medida representan una gran amenaza para la seguridad vial por la fatiga que generará en los profesionales de la ruta.

De igual manera, la federación sindical europea defiende que el cambio legislativo temporal no solo no reducirá el problema existente de escasez de conductores, sino que lo acentuará aún más, toda vez que, según ETF, una de las principales razones de la escasez de conductores es que la profesión es cada vez menos atractiva debido a sus malas condiciones laborales.

De este modo, a su juicio, «la medida propuesta por el gobierno del Reino Unido para ampliar aún más el tiempo de conducción solo empeorará las condiciones laborales existentes y agravará el problema de la escasez de conductores».

En este mismo sentido, la federación sindical europea defiende que cualquier flexibilización de las reglas que regulan los tiempos de conducción y descanso de los chóferes profesionales «debe acordarse con los trabajadores y no simplemente imponerse».

La semana pasada, el Gobierno británico anunció que iba a relajar las reglas que regulan los tiempos de conducción y descanso de manera temporal desde este 12 de julio y hasta el 8 de agosto en Inglaterra, Escocia y Gales.