Un día después de anunciar que empezarían a movilizarse para pedir la aplicación del convenio colectivo de Puertos del Estado, los sindicatos ya han empezado a concretar sus primeras medidas de presión.

En concreto, como informa Comisiones Obreras, se han convocado movilizaciones que tendrán lugar durante el mes de junio frente al Congreso de los Diputados.

Se abre así un calendario de movilizaciones con carácter indefinido, que las centrales sindicales parecen dispuestas a mantener «si en próximos días no se recibe respuesta satisfactoria a las legítimas demandas que por derecho corresponde al personal que compone los organismos públicos portuarios».

En concreto, los representantes de los trabajadores de los puertos de interés general plantean concentraciones, encierros de carácter indefinido, «exigencia de dimisiones inmediatas de aquellos incompetentes responsables públicos que incumplen reiteradamente los acuerdos ratificados formalmente», «solicitud de comparecencias en el Congreso de los Diputados de los ministros de Hacienda y de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para que den las explicaciones oportunas sobre qué ocurre en sus ministerios», así como convocatoria de paros parciales y huelgas.

Con todo ello se quiere poner en evidencia » la falta de confianza que han provocado los responsables políticos y los gestores de los organismos públicos portuarios».