El sector logístico y de transporte de la Unión Europea vive con una incertidumbre añadida a la que genera la crisis sanitaria el avance de las negociaciones que habrán de culminar el ‘Brexit’ y el futuro marco de las relaciones entre la UE y el Reino Unido.

En este marco, la ETF indica en una misiva enviada al grupo de trabajo de las negociaciones del ‘Brexit’ que este proceso «traerá caos y confusión en la frontera del Reino Unido con retrasos en los puertos» debido a que no habrán completado sistemas de comunicación necesarios.

La federación empresarial europea afirma que el proceso de salida de Gran Bretaña «afectará negativamente a los conductores profesionales».

La ETF hace referencia a un documento recientemente filtrado por el gobierno del Reino Unido que refleja que podrían generar colas de 7.000 camiones en Kent, una vez que el Brexit entre en vigor el 31 de diciembre, circunstancia que generará retrasos de dos días para cruzar a la Unión Europea.

Esta tesis certifica la idea ya existente anteriormente que proponía que los mayores problemas se generarán en los flujos de retorno de los camiones europeos, toda vez que las autoridades británicas ya han afirmado explícitamente que no pondrán grandes pegas en los pasos fronterizos para la entrada al territorio británico.

Los sindicatos y los conductores profesionales temen que el software de gestión de los trámites aduaneros no esté listo para cuando finalice la fase de transición del Reino Unido el 31 de diciembre de 2020.

De igual modo, la federación sindical también pide áreas de estacionamiento con servicios para los conductores, con el fin de evitar una mayor fatiga de los conductores y una precarización aún mayor de las condiciones que ponga en riesgo la salud y la seguridad de los conductores, así como la seguridad vial.