Los sindicatos tachan el Real Decreto Ley de medidas para el transporte de «chapuza»

Los sindicatos tachan el Real Decreto Ley de medidas para el transporte de "chapuza" porque la prohibición de la carga y descarga ya "se contempla por convenio" y porque no "va a servir para nada" en el control de las empresas buzón.

Miércoles, 02/03/2022 por CdS

Comisiones Obreras cree que el Real Decreto Ley complica las operaciones de carga y descarga.

Comisiones Obreras estima que el Real Decreto Ley de medidas para la mejora de la sostenibilidad del transporte de mercancías por carretera y del funcionamiento de la cadena logística aprobado este 1 de marzo en Consejo de Ministros «no mejora las condiciones laborales de los conductores profesionales».

En este sentido, la central sindical resalta que la norma «sólo prohíbe la carga y descarga de los conductores de vehículos de más de 7,5 toneladas cuando ya es algo que se contempla por convenio para la práctica totalidad de conductores«, por lo que, a su juicio, el Real Decreto Ley «viene a prohibir algo que no existe legalmente sino como resultado del incumplimiento de las propias empresas de encomendar trabajos que no corresponden a un conductor».

Además, el sindicato asegura que la normativa ministerial, a la que califica de «chapuza», «es menos garantista que la normativa laboral pactada entre sindicatos y patronal», algo que atribuye a «no contar con la participación de los afectados y lejos de resolver el problema, lo va a acrecentar para los conductores de vehículos de entre 3,5 y 7,5 toneladas con una normativa laboral que no les obliga a cargar y descargar por un lado y una “ordenanza” que no lo prohíbe por otro».

Por otro lado, Comisiones Obreras afirma que la norma «no contempla ninguna medida nueva que garantice condiciones laborales adecuadas ni protección social alguna para los conductores», al tiempo que asevera que «la transposición efectuada de la Directiva europea de trabajadores desplazados para luchar contra la competencia desleal de las empresas buzón no va servir para nada«, ya que, según su criterio, «es imposible señalar el salario de qué provincia se le debe aplicar a un trabajador circulando diariamente por varias provincias o estados».