Desde hace semanas viene creciendo el ruido de fondo entre los trabajadores del sector del transporte de mercancías por carretera.

El enfrentamiento entre representantes sindicales y la patronal murciana ha llevado a una convocatoria de huelga en el transporte de la región, que comienza este 23 de diciembre y se prolongará hasta el 2 de enero próximo.

De igual manera, las centrales sindicales también han convocado otra huelga, esta indefinida, en la albaceteña Transportes Caudete.

Ambas movilizaciones son auténticas piedras de toque de cara a posibles nuevas acciones futuras, toda vez que Comisiones Obreras no ha descartado en los últimos días convocar una huelga en todo el país, una vez conoció el resultado de los acuerdos entre el Comité Nacional y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que el sindicato ha tildado de «rescate».

En esta misma línea, Comisiones Obreras también ha querido redoblar este órdago al apoyar desde su Sector Estatal de Carretera y Logística la movilización sindical en Murcia.

La central, en concreto, denuncia que «la patronal tiene bloqueada la negociación del convenio al no admitir el cambio del sistema de retribución, que se sostiene en base a ilegalidades«.

Además, Comisiones defiende que «no se pueden mantener propuestas ilegales en la mesa de negociación de un convenio con objeto de albergar el fraude y poner en riesgo la seguridad laboral y la seguridad vial».

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px