Los transportistas autónomos han acogido con satisfacción la reforma de la LOTT que recoge sanciones para los incumplimientos en los plazos de pago preceptivos en los servicios de transporte de mercancías por carretera.

Según Fetransa, este cambio legal «demuestra que una norma sin régimen sancionador, por desgracia, carece de eficacia para que sus destinatarios cumplan lo que en ella se prevé» y advierte de que «ya veremos la interpretación que dan los Tribunales cuando sea sometido a su criterio la interpretación de los puntos 1 y 2 de la nueva Ley 13/2021, que reforma la LOTT», en referencia a las sanciones fijadas para los excesos en los plazos de pago.

Pese a estos avances, además, la patronal tampoco quiere «dejar de recordar los temas pendientes de una negociación definitiva, tales como la carga y descarga, las masas y dimensiones, pago por el uso de infraestructuras, …»

A este respecto, Fetransa señala que «toda paciencia tiene un límite, y la situación actual está colmando todos los límites. Somos conscientes de la presión de los cargadores, pero estamos convencidos que lo que se reclama es necesario para hacer de nuestro sector un sector rentable para las empresas transportistas y atractivo para los trabajadores», para mandar un mensaje de esperanza en que «las negociaciones puedan llegar a buen puerto».