El Ministerio de Sanidad ha adoptado medidas de control sanitario para las personas procedentes de Francia que llegan a España por vía terrestre, y que entran en vigor este martes, 30 de marzo.

Así pues, todas las personas, mayores de seis años, procedentes de zonas de riesgo de Francia, que entren en territorio español por vía terrestre deberán disponer de una prueba PCR u otro tipo de prueba diagnóstica para el Covid-19, con resultado negativo, realizada en las setenta y dos horas previas a la llegada.

Sin embargo, quedan excluidos de esta medida los profesionales del trasporte por carretera en el ejercicio de su actividad profesional, los trabajadores trasfronterizos y los residentes en zonas fronterizas, en un radio de 30 km alrededor de su lugar de residencia.

Sanidad ha adoptado esta medida que estima urgente y necesaria especialmente ante la situación epidemiológica, así como la transmisión y el impacto de las variantes de interés en territorio galo.

Por ello considera oportuno que se deben utilizar los medios disponibles para que todas las personas que lleguen a España desde Francia lo hagan disponiendo de una prueba diagnóstica con resultado negativo, independientemente de por qué vía accedan, toda vez que ya se exigía a los viajeros que accedían a territorio español por vía aérea y marítima.