Tras algunos dimes y diretes, a cuenta de la redacción que los políticos suelen dar a las normas, y ante la subida de los impuestos que se perfila para primeros de año, Hacienda ha confirmado que lo que abonen los transportistas de más de 7,5 toneladas de MMA les será devuelto íntegramente como parte del mecanismo del gasóleo profesional.

Ante una redacción un tanto ambigua del proyecto de Ley de Presupuestos de 2018, podría interpretarse que en 2019 se introduciría una reducción de un 50% en la devolución del impuesto autonómico soportado.

Sin embargo, ahora el Ministerio de Hacienda ha clarificado el criterio de devolución del gasóleo profesional a los transportistas que seguirá la Agencia Tributaria y que, como informa Fenadismer, no ocasionará distorsión alguna en la fiscalidad que soportan los transportistas profesionales por la adquisición del gasóleo de automoción, esto es, el efecto de la medida es neutro”.

De igual modo, Hacienda también ha garantizado, ante las subidas de los impuestos para el combustible diésel que estudia el Gobierno, según Fenadismer, que cualquier otro incremento de la fiscalidad del gasóleo quedará «absorbido en los términos en que se viene produciendo hasta el momento de manera que el incremento de fiscalidad sea neutral para el transporte por carretera”.

Sin embargo, los beneficios del gasóleo profesional no se aplican al transporte ligero, que representa aproximadamente un tercio de la flota española de transporte por carretera.