Representantes de las asociaciones de transportistas autónomos Asotrava e Hiru, junto a los de las plataformas contra el peaje en la AP-8, AP-68 y A-636, se concentrarán este miércoles 20 de julio para expresar su rechazo a los peajes a los camiones que se implantarán en cinco carreteras de Vizcaya en 2023.

La concentración comenzará a partir de las 8:30 ante las Juntas Generales de Vizcaya, en Guernica, pues está previsto que el Pleno se reúna para dar luz verde a este plan para cobrar peaje al transporte pesado.

Las citadas asociaciones, que también han recibido el apoyo de los transportistas cántabros a través de Asemtra-San, llevan tiempo denunciando el «afán recaudatorio» mostrado por las Administraciones para «tapar el agujero o déficit de las cuentas públicas«.

Al mismo tiempo, insisten en que se trata de «una medida discriminatoria«, ya que no pagan todos los usuarios de estas vías, sino que nuevamente se pone al transporte pesado en el punto de mira.

En este caso, la medida afectará directamente a los transportistas de Vizcaya y alrededores, que perderán competitividad con respecto al resto. Recuerdan, en este sentido, que el peaje «no lo pagará el transportista que pase de vez en cuando», sino el transportista que circula diariamente por esas carreteras.

Denuncian, además, que la decisión llega en un momento «insostenible» para el transportista que afronta la crisis provocada por los altos precios de los carburantes. Por ello, piden a los representantes políticos de Vizcaya que apoyen el transporte en lugar de castigarlo.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110