Maersk Line ha lanzado un nuevo servicio semanal que conectará los puertos chinos de Yantian y Shanghai con el surcoerano de Busan y el estadounidense de Los Ángeles. Se destinarán al mismo un total de seis buques de 4.000 TEUs y estará integrado en la red de la Alianza 2M que mantiene con MSC.

Si bien desde el primer operador del mundo no citan textualmente la quiebra de la naviera Hanjin Shipping como causa de este nuevo servicio, si que señalan que la implantación del mismo se debe a los «cambios que se están produciendo en el mercado Transpacífico».

«Con las cadenas de suministro interrumpidas, muchos clientes se están acercando a nuestras soluciones para transportar sus mercancías», indican desde la naviera danesa.

La rotación del servicio ‘TP1’, que comenzará a operar el 15 de septiembre, será Yantian-Shanghai-Busan-Los Ángeles, el puerto de Yantian quedará conectado con el estadounidense en 17 días, mientras que los de Shanghai y Busan conectarán con el de Los Ángeles en 14 y 12 días, respectivamente.

Aumenta la oferta en Corea del Sur

El operador danés ha venido incrementando su oferta en el mercado de Corea del Sur durante las últimas semanas. A finales del pasado mes de julio, la naviera optimizó el servicio ‘TP12’, cruzando en la nueva rotación el Canal de Suez en su vuelta a Asia para escalar en los puertos de Salalah, en Oman, de Colombo, en Sri Lanka, y de Singapur.

Nuevo servicio TP1 de Maersk

Nuevo servicio TP1 de Maersk

El nuevo servicio ofrecía también una mejora significativa de los tiempos de tránsito entre el este asiático y el este estadounidense y, actualmente, es operado por 11 buques de 8.500 TEUs. Además, la naviera también ha introducido este verano una nueva escala en Busan en su servicio ‘TP10’, que conecta Asia y Norteamérica.