El puerto de Málaga se ha convertido en el primero de la península en acoger la escala de un crucero tras 15 meses de parón. Se trata del Mein Schiff 2 de la naviera TUI, que ha llegado procedente de Canarias a las 06:15 con 1.275 pasajeros a bordo.

Partirá a las 19:00 hacia Palma de Mallorca para iniciar un nuevo itinerario nacional que sumará otras dos escalas en el recinto portuario el 22 de junio y el 6 de julio. Además, otro buque de la compañía, el Mein Schiff 4, ha coincidido ha visitado hoy la instalación en una escala técnica, sin pasajeros.

La Autoridad Portuaria ha estado trabajando junto a la terminal de cruceros, las autoridades sanitarias y la industria naviera, para prepararse ante la reactivación de este tráfico y que los cruceristas puedan visitar la instalación de manera segura.

Las 50 escalas confirmadas hasta el momento consolidan al puerto andaluz como uno de los principales destinos de cruceros y ponen de manifiesto el interés de los turistas por Málaga.

Desde TUI, han señalado que España ha sido el único país del mundo en desarrollar junto a ellos un protocolo para permitir estas escalas. En este caso, solamente se permiten las excursiones organizadas por la compañía, garantizando el respeto a las medidas anti-Covid para el pasajero y la tripulación, así como para la población del destino.