El centro logístico de Mango está incorporando las últimas tecnologías de automatización en su centro logístico de Lliçà d’Amunt en Barcelona. Con una superficie total de 280.000 m², abastece a más de 2.100 puntos de venta que tiene repartidos por el mundo.

La incorporación de estas tecnologías tanto para prenda doblada como colgada, permite a la la planta gestionar 75.000 unidades a la hora. La instalación de prenda colgada es una de las más automatizadas de Europa, y dispone de un sistema de almacenaje y picking automatizado.

Por su parte, en la instalación de prenda doblada destaca su almacén automático de cajas. Adicionalmente, el sistema de preparación de pedidos cuenta con clasificadores automáticos de prendas y un sistema de picking de mercancía al hombre.

La instalación dispone, además, de un nuevo sistema de gestión de almacén enlazado con el sistema corporativo de Mango, controla la instalación de forma coordinada con los sistemas automatizados.

La nueva instalación ha contado con la colaboración de Miebach Consulting  a lo largo de las distintas fases del proyecto y para la empresa de moda supone un paso adelante en la modernización de la logística de la compañía.