Mango ha iniciado las obras de ampliación de su centro logístico en el municipio barcelonés de Lliçà d’Amunt, para la que se ha previsto una inversión de 35 millones de euros.

Con estos trabajos, la cadena catalana incorporará 90.000 nuevos metros cuadrados a la instalación barcelonesa para mejorar la operativa logística de su canal de comercio electrónico, además de para ampliar la zona de expediciones y dar soporte a las nuevas líneas de negocio de la compañía.

Con la ampliación, la plataforma logística de Mango en Lliçà d’Amunt alcanzará un total de 280.000 m² y se adaptará a las necesidades que precisa una logística omnicanal como la que precisa la cadena.

Está previsto que el nuevo activo inicie parte de las operaciones previstas durante el segundo semestre de 2022, con la vista puesta en que el centro esté en pleno funcionamiento en 2023 para gestionar la cadena de suministro omnicanal de la cadena y con el objetivo de reducir un 25% los costes de preparación del canal on-line, dado que permitirá automatizar parte de la operativa, con el fin de poder asumir el incremento de volúmenes previsto.