Tras venir trabajando en este proceso los dos últimos años, Marruecos ha adoptado finalmente su regulación nacional en el ámbito de seguridad en el transporte de mercancías peligrosas por carretera a los criterios de la Unión Europea.

Con ello, el país magrebí adopta sus normas al ADR, con lo que este acuerdo internacional se convierte en el modelo que regula el transporte de mercancías peligrosas por carretera en sus vías de comunicación.

La medida facilitará el intercambio de mercancías en ambas direcciones y ha supuesto cambios en una ley marroquí, así como en siete manuales que regulan los protocolos de transporte de cargas peligrosas.

De igual modo, también se han incluido en el proceso once programas de formación, centrados en particular en materia de capacitación para conductores de camiones y para asesores de seguridad.

Este proceso de homologación del transporte de mercancías en Marruecos con los estándares europeos iniciado en noviembre de 2017 ha contado con financiación de la Unión Eeuropea, merced con un presupuesto de 1,1 millones de euros.

Este proceso sige certificando el impulso de modernización que está llevando a cabo el país alauí en su sector logístico y de transporte, con el fin de adaptarlo para competir con las empresas europeas, en un marco de incremento de los intercambios de mercancías entre ambos espacios económicos, especialmente en los ámbitos agroalimentario y automovilístico.