El ministro de Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, ha anunciado este lunes la cancelación de la Operación Paso del Estrecho 2020. Los marroquíes residentes fuera del país podrán volver a su país de origen cuando se abran las fronteras, pero no ha dado fechas para esta reapertura. Una decisión que deja a millones de marroquíes sin las vacaciones de verano y sin poder ver a su familia.

Bourita ha subrayado durante una sesión en el Parlamento marroquí que «no habrá un proceso Marhaba en su forma habitual este año» porque el país no se ha preparado para ello. Sin embargo, añadió que los marroquíes que residen en el extranjero pueden regresar a Marruecos fuera del marco de este proceso anual habitual.

La Operación Paso del Estrecho se comienza a preparar en el mes de abril y requiere coordinación con varios países y la intervención de muchas instituciones. Unos preparativos que son difíciles de llevar a cabo en la situación actual y en tan poco tiempo, ya que se preveía su posible inicio para mediados de julio, frente a las fechas habituales de todos los años desde el 15 de junio al 15 de septiembre.

El tránsito de los marroquíes que residen en el extranjero estará sujeto a la apertura de las fronteras internacionales de Marruecos, la coordinación con los países europeos y de la evolución de la situación epidemiológica internacional. De momento, el ministro no ha dado ninguna fecha para la reapertura.

En este contexto, todos los retornados a Marruecos deberán permanecer en cuarentena por un período de nueve días, además de realizar dos pruebas PCR, una a su llegada y la otra cuando salgan del aislamiento.

España aplaude la decisión

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón ha calificado de «muy prudente» la cancelación y ha asegurado que Marruecos ha «hecho un favor con esta medida» a España, aunque a nadie se le escapa que esta circunstancia afectará negativamente a la economía del Campo de Gibraltar.

El responsable de Sanidad agradeció a Marruecos «la prudencia que ha demostrado con esta medida que nos beneficia enormemente». «En las concentraciones de personas que vienen de muchos países en Algeciras esperando los ferrys hubiera generado un problema importante, por lo que Marruecos nos ha hecho un favor al suspender el Paso del Estrecho».

La Operación Paso del Estrecho (OPE), el mayor movimiento de personas que se produce entre Europa y África cada verano, con más de tres millones de pasajeros. El año pasado 3.340.045 pasajeros y 760.215 vehículos cruzaron el Estrecho en las operaciones de salida y retorno.

Por su parte, el Gobierno marroquí anunció este domingo que comenzará a aplicar el desconfinamiento en el país a partir del próximo jueves 25, permitiendo nuevas actividades económicas y de ocio y la reanudación del transporte público interurbano, pero sin abrir las fronteras.