Durante el pasado 2018, Mercadona ha invertido un total de 257 millones de euros en la red logística que componen sus 16 bloques logísticos, dos almacenes satélites y dos almacenes reguladores, que, en total, suman una superficie de más de un millón de metros cuadrados.

Esta inversión ha permitido avanzar en la construcción de los nuevos bloques, incorporar mejoras en los ya existentes, como las nuevas cámaras de maduración en el bloque de la localidad leonesa de Villadangos del Páramo e iniciar la construcción de un nuevo almacén de perecederos en el bloque de Zaragoza.

Además, en el último ejercicio, la cadena valenciana ha intensificado su apuesta por el impulso y desarrollo de bloques logísticos totalmente automatizados.

Sigue la apuesta por las colmenas

En este mismo sentido, la cadena levantina tiene previsto acentuar sus inversiones en automatización de sus instalaciones logísticas a lo largo de este año, así como abrir dos nuevas colmenas para su canal on-line, tras arrancar en mayo del año pasado con este sistema que propone contar con almacenes desde donde se centraliza la preparación y distribución de los pedidos on-line.

Tras casi ocho meses de pruebas, se han duplicado los pedidos realizados por este canal, hasta alcanzar una facturación mensual de 2,2 millones de euros, con lo que Mercadona tiene previsto iniciar el servicio on-line en Barcelona a mediados de este año.

Aparte del bloque logístico puesto en marcha en 2007 en el municipio madrileño de Ciempozuelos, la compañía dispone de varios bloques de este tipo, que denomina Almacén Siglo XXI, ubicados en la localidad leonesa de Villadangos del Páramo, la población barcelonesa de Abrera y Vitoria, con la intención de ir adaptando gradualmente el resto de bloques a esta nueva tecnología e incorporarla en las próximas aperturas de Parc Sagunt, en Valencia, y de la PlaZa, en Zaragoza.

Parc Sagunt y PlaZa

Por un lado, las instalaciones de Parc Sagunt supondrán una inversión total de 400 millones de euros, así como la reconversión del bloque de la localidad valenciana de Ribarroja de Turia en un almacén regulador.

En los últimos meses, se han realizado importantes avances en los hormigonados de las diferentes dependencias, al tiempo que se han ejecutado ya las infraestructuras enterradas de varias zonas.

red-logistica-mercadona-2019

Así mismo, en el nuevo bloque de PlaZa, Mercadona ha previsto una inversión inicial de más de 40 millones de euros, para una plataforma que ocupa una parcela de 65.000 m² con 30.000 m² de superficie edificada, adonde se trasladará la actividad logística que viene realizándose en las actuales instalaciones también ubicadas en PlaZa y en las que se mantendrán los servicios de apoyo y almacén de envases.

Vitoria, Barcelona, Sevilla y Portugal

Al mismo tiempo, la valenciana también ha seguido avanzando en el desarrollo de las obras del bloque logístico de Vitoria, tras destinar este año 56 millones de euros a la puesta en marcha del área de congelados y en el proyecto de automatizar secos y de maquinaria de fabricación de pan, mientras que, de igual modo, la construcción del quinto bloque logístico inteligente de Mercadona en Abrera sigue adelante con el desarrollo de la plataforma de productos frescos, integrada dentro del almacén de frío.

Por otra parte, en agosto arrancaron las obras para la ampliación de su bloque logístico en el municipio sevillano de Huévar del Aljarafe con una nueva nave de 36.700 m² que se destinarán al almacenamiento, preparación y expedición de productos frescos, con la intención de que estén operativas en el año 2021, con un sistema innovador de picking puente grúa para el almacenamiento y preparación automática de palets de carne, fruta y verdura.

En cuanto al desarrollo de la red en Portugal, Mercadona espera tener operativo en el primer semestre de 2019 el primer bloque logístico de Póvoa de Varzim, con una inversión total de 28 millones de euros.

Una vez esté completamente desarrollado, este complejo contará con dos naves de 12.000 m² cada una, en las que se ubicarán, respectivamente, los almacenes de secos, perecederos, refrigerados y congelados.