El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana estima que los fondos europeos de recuperación, los objetivos climáticos y la nueva orientación del ministerio configuran, en palabras de, secretario general de Infraestructuras, Sergio Vázquez, «una gran oportunidad para conseguir de una vez por todas que el ferrocarril gane peso en el transporte de mercancías».

Para aprovecharla, según Vázquez, es imprescindible «el concurso de todos actores relevantes del sector y de nuestra industria” con el fin de articular adecuadamente el programa Mercancías 30, con medidas a corto, medio y largo plazo.

A este respecto, el Ministerio mantiene un diálogo con entidades públicas y privadas, otras instituciones y todos los agentes del sector para fijar una visión global de los problemas y de factores clave como la complementariedad e intermodalidad del transporte, la productividad, la eficiencia, la orientación al cliente y la digitalización de la cadena logística.

Entre las medidas analizadas para potenciar el transporte ferroviario de mercancías se encuentran programas de apoyo al sector, a través de los presupuestos generales del Estado y de los instrumentos financieros de la Unión Europea, como el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

Por lo que respecta a las infraestructuras, el Departamento planea actuaciones selectivas que permitan mejorar el aprovechamiento de la red disponible, en aspectos tales como la gestión de capacidad de las líneas y terminales y los conflictos con otros tráficos, especialmente en el entorno de las grandes ciudades.