Tras la aprobación de la modificación del Reglamento de Circulación Ferroviaria en el último Consejo de Ministros, los cambios en la norma ya están en vigor desde el 1 de julio, tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Así pues, la renovación de la norma se debe a los funcionamientos no deseables detectados por los operadores durante la realización de las pruebas de fiabilidad y de simulación de la explotación con los vehículos a los que ya se han incorporado nuevos equipos embarcados conformes a las especificaciones de ASFA digital de ancho métrico y que podrían conllevar roblemas de seguridad.

El Reglamento fijaba como fecha límite el 1 de julio para realizar la sustitución de los equipos embarcados con el sistema ASFA analógicos aún existentes en la Red Ferroviaria de Interés General de ancho métrico, por los correspondientes equipos embarcados con sistema ASFA digital.

Ante esta situación, los operadores y los fabricantes de los equipos hansolicitado un plazo adicional para buscar el origen de las disfunciones y resolverlas, tanto en los equipos con equipos nuevos ya instalados, como en los que están pendientes de adaptación, así como, en su caso, solicitar la adaptación de la infraestructura para mejorar el funcionamiento.

Como consecuencia, el Ministerio ha estimado oportuno que para que los operadores puedan ir realizando el apagón de manera progresiva en líneas, vehículos o servicios no afectados por las disfunciones aplazar la fecha final establecida legalmente para ajustarla mejor a la situación real y evitar efectos no deseados.

Por todo ello, se ha modificado el apartado 8 de la disposición transitoria única del Reglamento de Circulación Ferroviaria con el fin de suprimir el párrafo que hace referencia a un régimen transitorio en la circulación con el sistema ASFA analógico que finalizó el 30 de junio de 2020.