Montepino potencia su presencia en el mercado logístico catalán con cinco proyectos actualmente en desarrollo.

Todos ellos suman una superficie total construida de más de 47.000 m² y copan una inversión de 51 millones de euros, como parte de la estrategia de la aragonesa en el desarrollo de proyectos llave en mano.

Las cinco instalaciones son plataformas para servicios de última milla y de tipo cross-docking, tipologías en las que existe una fuerte carencia debido a diversos factores, entre ellos el déficit de suelo en ejes estratégicos como el de Barcelona.

Con mayor detalle, la compañía ya tiene terminados una plataforma de cross-docking y entregas de última milla construida para XPO Logistics en la localidad barcelonsa de Castellbisbal y con una superficie total de 37.656 m².

De igual modo, también se han entregado el nuevo centro logístico e industrial de Eternity Technologies en el polígono Can Serra del municipio barcelonés de Sant Esteve de Sesrovires, con una superficie total de 10.508 m², así como la plataforma B del polígono Can Serra que servirá de centro de distribución y que ocupa un total de 12.468 m².

Por otra parte, Montepino también desarrolla una plataforma de última milla en la localidad barcelonesa de Barberá del Vallés con una superficie total de 10.070 m², para su entrega en junio 2021.

De igual modo, también avanza el proyecto Castellbisbal II que será entregado en septiembre del 2021 y que cuenta con 30.015 m² de superficie total y que servirá como centro de distribución.