Ve la luz la ‘Open Logistics Foundation’, una organización sin ánimo de lucro que tiene como objetivo la creación de una comunidad europea de código abierto para promover la digitalización de la logística y la gestión de la cadena de suministro.

La iniciativa, impulsada por DB Schenker, Dachser, Duisport y Rhenus, pretende estandarizar los procesos propios de la industria mediante normativas europeas.

Se trata de una plataforma tecnológica, única hasta el momento en el ámbito de la logística, en la que los fundadores asumen un papel pionero en lo que respecta al software de código abierto.

La asociación de financiación, Open Logistics, fundada también en Berlín, está dirigida a nuevos miembros de todos los ámbitos de la logística, desde la industria, el comercio minorista y los servicios, hasta los transportistas y las organizaciones políticas.

El núcleo del trabajo de la organización es el funcionamiento del llamado Repositorio de Logística Abierta, una plataforma técnica en la que las interfaces de software y hardware hacen referencia a implementaciones y componentes disponibles como el código abierto bajo una licencia de uso libre.

Todas las herramientas y componentes serán gratuitos y sin restricciones para las aplicaciones comerciales, con el fin de promover una amplia aceptación en el sector logístico.

El enfoque de código abierto garantiza un estándar libre para la digitalización de los procesos logísticos, al tiempo que ofrece un importante grado de flexibilidad para la personalización individual.

Las empresas que utilizan el código abierto suelen ser más productivas, reducen los costes y evitan estar atadas a un software privado.

Otra ventaja es que las soluciones de software no están aisladas, sino que todos los componentes son compatibles, lo que facilita la creación de redes digitales más allá de los límites de la empresa.

Inicios

La ‘Open Logistics Foundation’ fue creada en Alemania por el Instituto Fraunhofer de Flujo de Materiales y Logística IML, como parte de su proyecto de investigación de la economía del silicio, financiado por el Ministerio Federal de Transporte e Infraestructura Digital de Alemania (BMVI) con 25 millones de euros.

Más de 150 investigadores están trabajando en una infraestructura de software y hardware de código abierto que permita a las empresas procesar sus operaciones comerciales de forma automatizada y ofrecer y utilizar servicios y datos de forma segura a través de diferentes plataformas, más allá de los límites de la empresa.

El software y el hardware creados durante la duración del proyecto hasta 2023 y los desarrollos de la comunidad constituirán la base del repositorio de la fundación.