El Gobierno de Navarra parece haber encontrado un respaldo en los planes del Gobierno central para establecer un sistema de pago por uso en las vías de alta capacidad, para seguir adelante con sus planes para introducir peajes para camiones en algunas de sus carreteras.

Además, el Gobierno Foral también dice haber aprendido de la experiencia guipuzcoana para establecer un sistema robusto desde el punto de vista legal y con lo que el Ejecutivo autónomico estima la máxima seguridad jurídica.

De igual modo, como ha explicado Bernardo Ciriza, consejero navarro de Cohesión Territorial, en el Parlamento regional, el equipo de Gobierno también tiene como modelo a otras iniciativas en este terreno desarrolladas en diferentes áreas de la Unión Europea.

Así pues, el Gobierno regional navarro mantiene su hoja de ruta para establecer peajes para camiones. De nada parece valer la oposición frontal del sector que, además, también alerta de las consecuencias que puede tener esta nueva tasa para la competitividad del sector productivo de la comunidad autónoma.

En el fondo de la cuestión se encuentran las importantes necesidades de inversión en mantenimiento de una red de gran densidad en un contexto en el que los ingresos de las arcas públicas han pegado un bajón importante.