Tras la venta de sus activos en Baleares, Naviera Armas Trasmediterránea acomete ahora un profundo plan de transformación, enmarcado en el acuerdo de reestructuración con los acreedores, que, según anuncia, será efectivo en los próximos meses y la puesta en marcha de lo que ha denominado ‘Plan Futuro’.

Este ‘Plan Futuro’ busca la rentabilidad, transformación e integración de la compañía a través de ejes de actuación centrados en el cliente, los costes, la digitalización, el gobierno y el personal, al tiempo que pone en funcionamiento una nueva estructura corporativa.

La nueva estructura corporativa contará con un consejo de administración liderado por Antonio Armas Fernández, como presidente ejecutivo, junto con Antonio Armas Mead y el consejero delegado Fernando Val como consejeros, así como otros dos más independientes designados por los accionistas.

Por otra parte se crea un nuevo comité de dirección, con Fernando Val al frente y seis direcciones.

En este sentido, Joaquín Viejo ha sido designado director de Operaciones del Grupo, mientras que Marc Canalda se incorpora a la Dirección Financiera.

Así mismo, Juan Carlos Iglesias entra como director Comercial del Grupo y José Ángel Brandín dirigirá la nueva Dirección de Integración y Servicios Corporativos.

Finalmente, Agustín Aguilera y Paul Díaz-Saavedra, actuales directores de Explotación y de Recursos Humanos, respectivamente, formarán parte también de este nuevo comité de dirección.