En las últimas semanas se han realizado diferentes anuncios relacionados con inversiones de diferentes empresas del sector logístico de cara al pico estacional de actividad que se suele producir cada fin de año entre el ‘Black Friday’ y el fin del período de las rebajas de enero.

De igual manera, también se prevé un volumen máximo de envíos, de hasta 50 millones, para este próximo ‘Black Friday’, debido en su mayor parte al impulso que está inyectando la actual crisis sanitaria en el canal on-line.

Sin embargo, pese a este optimismo, otros indicadores no son tan halagüeños.

El Banco de España teme el efecto de la segunda oleada

El Banco de España, en su último Informe de Estabilidad Financiera, con datos correspondientes al otoño de 2020, aventura que la crisis sanitaria está causando una fuerte caída de los beneficios y la rentabilidad de las empresas, lo que junto al aumento del endeudamiento está afectando a su solvencia.

Consecuentemente, algunos tipos de empresas en determinados sectores se están viendo especialmente afectadas.

Al mismo tiempo, la institución estima que la segunda oleada de contagios podría lastrar la recuperación de la actividad económica e intensificar las vulnerabilidades inducidas por la primera oleada, dada la debilidad financiera detectada en ciertos segmentos de empresas y hogares, con muchas empresas que han tenido que recurrir al endeudamiento para poder cubrir sus necesidades de liquidez.

Esta situación podría provocar un retraimiento del consumo de los particulares justo cuando suele producirse uno de sus puntos álgidos.

El empleo también se va a resentir

En paralelo, pese a los anuncios de contrataciones realizadas, parece que este pico de actividad estacional va a marcar un retroceso con respecto a otros ejercicios anteriores.

Concretamente, Randstad estima que el sector del transporte y logística será el que generará más empleo de toda la economía española de cara a la campaña navideña, con alrededor de 128.400 contratos, el 44,4% de los que se firmarán durante esta temporada.

El sector será igualmente el que verá una menor reducción en la contratación laboral de todos los del país con relación a las Navidades pasadas.

Sin embargo, pese a esta circunstancia, el análisis estima un retroceso anual de un 17,7%, dato que confirma que las empresas del sector no están poniendo toda la carne en el asador porque calculan que el consumo no va a ser tan elevado como algunos prevén, o porque su posición financiera no les permite cubrir vacantes necesarias en la medida que requieren.