Noatum Container Terminal Málaga, la terminal de contenedores del puerto de Málaga, ha propuesto a la instalación portuaria un nuevo plan de explotación encaminado a impulsar sus tráficos y actividad.

El nuevo plan va a permitir dotar a la terminal de los equipos e instalaciones adecuados para impulsar la implantación de los nuevos tráficos previstos en dicha estrategia, tras el análisis de las oportunidades de mercado realizado con el fin de incorporar nuevas actividades.

Fruto de este análisis se ha identificado el potencial que tiene la importación de productos agroalimentarios y en concreto los gráneles sólidos en esta materia, que en estos momentos están siendo operadas principalmente por puertos lejanos, con el consiguiente sobrecoste para importadores y exportadores de la región.

Es necesario adaptar las instalaciones 

Para poder prestar estos nuevos servicios en el puerto de Málaga e incorporar las nuevas actividades a la terminal de contenedores es necesario adaptar las instalaciones, por lo que se prevé una importante inversión en función del tráfico y del logro de los objetivos establecidos en la iniciativa.

Con esta nueva inversión, la compañía quiere dotar al puerto de modernas instalaciones que le permitan ofrecer a las empresas importadoras y exportadoras unas condiciones óptimas de manipulación de las mercancías, dentro de las máximas exigencias de calidad y trazabilidad.

La idea es ofrecer todo ello a precios competitivos, acercando los servicios portuarios a la demanda de las empresas, con el correspondiente ahorro de costes del transporte por carretera, mejorando los gastos de producción del cliente final y la logística de suministro de materia prima para su actividad industrial, y en consecuencia la creación de riqueza en el tejido empresarial malagueño.

El actual plan de explotación, que data de septiembre de 2003, se basa fundamentalmente en el contrato de manipulación de contenedores de transbordo. No obstante, durante estos últimos años se han producido cambios en el sector motivados por las alianzas de grandes navieras, de manera que unos pocos actores toman la mayor parte de las decisiones del transporte marítimo. 

En este nuevo contexto, desde Noatum y el puerto de Málaga se ha hecho un enorme esfuerzo comercial para identificar nuevas estrategias que garanticen la adaptación de la terminal y del puerto hacia nuevos servicios y oportunidades.