Los cuerpos y fuerzas de seguridad con competencias en tráfico y transporte realizan esta semana, desde el 11 al 17 de octubre, una nueva campaña semanal de vigilancia de vehículos pesados.

En este caso concreto, se prestará especial atenciaón a la comprobación de los tiempos de conducción y descanso, así como al funcionamiento de los tacógrafos.

Así pues, se comprobará si se exceden los tiempos de conducción permitidos y si se realizan los descansos estipulados, si funciona el tacógrafo o si ha sido manipulado para falsear los registros y eludir los controles policiales.

Además, en el transporte de mercancías se vigilará si llevan más carga de la permitida y si está correctamente estibada.

Según los registros de la DGT, los vehículos pesados dedicados al transporte de mercancías constituyen un 14% del parque de vehículos que circulan por las carreteras españolas y están implicados en un 16% de los accidentes de tráfico que se produjeron el pasado 2019.

Esta campaña de vigilancia forma parte del calendario de inspecciones periódicas que llevan a cabo los cuerpos policiales tanto en España, como en otros países europeos para comprobar si camiones y autobuses cumplen las normas de tráfico y transporte.