Toyota Material Handling ha presentado recientemente en la feria CeMAT su nueva carretilla eléctrica contrapesada de 80 voltios, Traigo80, especialmente pensada para el desarrollo de trabajos pesados y que se caracteriza por su rendimiento, maniobrabilidad y eficiencia.

Se trata de una alternativa a las carretillas contrapesadas con motor, en la que se ha optado por una tecnología de batería, que proporciona una alta eficiencia energética. Con el sistema de gestión de flotas I_Site incorporado, la nueva gama reemplaza a la Traigo HT y consta de modelos de seis, siete y ocho toneladas.

Todos ellos ofrecen una gran capacidad de elevación y de desplazamiento, por lo que resultan adecuados para las aplicaciones más exigentes, normalmente reservadas para carretillas elevadoras con motor. También pueden maniobrar en espacios reducidos, como en áreas de producción o almacenamiento, gracias al ángulo de dirección trasero agudo.

El panel de control permite al conductor trabajar intuitivamente, con bajas vibraciones y ruido gracias a que el compartimento del conductor es totalmente flotante. La carretilla cuenta con una visibilidad mejorada que permite potenciar la seguridad del conductor e integra el Sistema de Estabilidad Activa Toyota SAS para aumentar la productividad.

Los nuevos modelos disponen de dirección asistida eléctrica  y un chasis abierto que facilita el cambio de batería. Sus componentes son resistentes y están protegidos para un trabajo fiable al aire libre en condiciones húmedas o polvorientas, pero los principales son fácilmente accesibles a través de una escotilla en el contrapeso.