La nueva Still RXE 10-16C es la la sucesora de la legendaria RX 50, y ofrece un equilibrio entre confort de conducción, maniobrabilidad y seguridad. Gracias a sus dimensiones compactas y a la gran capacidad de respuesta de la dirección, la carretilla contrapesada de tres ruedas es extremadamente eficiente y maniobrable en los espacios más reducidos.

Esto la convierte en la primera opción cuando se trata de mover cargas de hasta 1,6 toneladas con mínimos requisitos de espacio. Con una altura de poco menos de dos metros y una anchura de menos de un metro, el pequeño y compacto vehículo cabe con seguridad por cualquier puerta, en la descarga de contenedores y camiones, o incluso por pasillos de almacén muy estrechos.

La RXE 10-16C levanta media tonelada de carga hasta una altura de casi siete metros, gracias al centro de gravedad especialmente bajo y al diseño extra rígido del mástil de elevación.

Alcanza una velocidad máxima de 12,5 km/h con carga, y está equipada de serie con la función de asistencia Curve Speed Control, que ajusta la velocidad en las curvas. Además, su mástil especialmente delgado y las barras de protección del techo optimizadas para la visibilidad proporcionan al conductor una visión panorámica óptima.

Hay disponibles opciones de equipamiento configurables como el indicador de dirección o la iluminación de seguridad Safety Light 4Plus, el indicador de altura de elevación, el asistente de estabilidad o la detección de sobrecarga.

Siguiendo la tradición de la gama, ha heredado de sus hermanas mayores el puesto de trabajo ergonómico del conductor, el innovador concepto de manejo y el inteligente ordenador de a bordo Easy Control, que muestra claramente toda la información relevante y permite activar las diferentes funciones de rendimiento.

Las diferentes funciones de control disponibles,  como multipalancas, minipalancas, punta de dedo o Joystick 4Plus, garantizan el máximo confort de conducción en las series de carretillas eléctricas RXE 10-16C, RX 20 y RX 60.

En el nuevo tren motriz, la cadena de dirección, que requiere de un alto mantenimiento, se ha sustituido por engranajes, en el que un motor de dirección hidráulica dirige la rueda motriz a través de una rueda dentada. El peso trasero también se ha rediseñado y ofrece más espacio para el sistema eléctrico, incluido el control de la transmisión.

En el caso de la RXE 10-16C alimentada por baterías de plomo, el acceso a la carga es muy fácil desde arriba. Si se desea cambiar la batería, puede hacerse —como en el caso del RX 50— desde el lateral mediante una plataforma de rodillos interna.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110