La delegación de Decoexsa en Bilbao ha iniciado una nueva conexión por vía ferroviaria entre China y España, especialmente dedicada a las operativas de importación, que ha sido valorada por empresas del sector del automóvil, que demandan mayor agilidad en los tráficos con Asia y el país chino en concreto.

En la actualidad, el transporte marítimo se está viendo afectado por factores como los altos precios de los envíos o la escasez de contenedores procedentes del continente asiático,  lo que ha provocado la búsqueda de nuevas alternativas de transporte.

Ante esta situación, el transitario ha optado por este nuevo servicio de transporte ferroviario que une ambos países en un plazo de hasta 45 días, frente a los 60 – 90 días que habitualmente ofrece la modalidad marítima.

La nueva conexión aprovecha la vía férrea ya existente que enlaza a ambos para transportar mercancía a través del tren. Una modalidad de transporte que se coordina desde Bilbao, ya que la mayor parte de la clientela que solicita este servicio está en la zona norte peninsular.