Los nuevos hábitos de consumo que se están consolidando en la sociedad española requieren de empresas que estén preparadas para adoptar los más altos estándares con respecto al servicio domiciliario, con un enfoque dirigido a mejorar la experiencia de compra del consumidor final.

Ader, especializada en soluciones de transporte y logística con recursos dedicados, ha puesto en marcha una nueva plataforma de ‘cross-docking‘ en la provincia de Barcelona, con la que pretende atender el crecimiento de sus actividades de distribución.

Ubicada en la localidad de Barberá del Vallés, estas instalaciones disponen de una superficie de 2.800 m² y se suman a las que ya tiene en esta misma ubicación, de 5.000 m². El objetivo es reforzar la línea de negocio de la distribución de mercancías de medio y gran volumen a domicilio.

En este caso, el operador dispone ya de 19 plataformas propias en la península ibérica, que suman una superficie de más de 50.000 m², además de una flota que ya alcanza los 1.300 vehículos. De este modo, puede responder con las infraestructuras y recursos necesarios ante las necesidades de sus clientes, ayudándoles a incrementar sus niveles de competitividad.

Además, continúa trabajando para dotarse de las herramientas, tanto estructurales como tecnológicas, que le permitan afrontar los crecimientos que los envíos domiciliarios y el comercio electrónico han tenido en los últimos meses.