La crisis sanitaria no da tregua y, aunque el número de contagios ha disminuido en las últimas semanas, los registros siguen siendo peligrosos.

Así pues, España y Portugal han decidido de común acuerdo prorrogar una vez más las medidas de cierre y control de los pasos entre ambos países hasta mediados de marzo.

En consecuencia, una nueva Orden del Ministerio del Interior publicada oficialmente en el Boletín Oficial del Estado determina que hasta la una de la madrugada del próximo 16 de marzo solo se permitirá la entrada a territorio español a ciudadanos españoles, residentes en España o de otros Estados miembros o Estados asociados Schengen que se dirijan a su lugar de residencia habitual, debidamente acreditado.

De igual modo, también se autoriza la entrada de quienes vayan a transitar o permanecer en el territorio español por cualquier motivo exclusivamente laboral, siempre que se acredite documentalmente, lo que incluye a los trabajadores transfronterizos, trabajadores sanitarios y del transporte.

Además, también podrán acceder a España lo que acrediten documentalmente causas de fuerza mayor o situación de necesidad, o por motivos humanitarios, además del personal extranjero acreditado como miembro de las misiones diplomáticas, oficinas consulares y organismos internacionales sitos en España, siempre que se trate de desplazamientos vinculados al desempeño de sus funciones oficiales.

Por otra parte, las entradas y salidas del territorio español a través de la frontera interior terrestre con Portugal solo podrá realizarse por los pasos autorizados y durante los horarios que se establezcan.