El impacto del Brexit en los tiempos de viaje entre el territorio continental y el archipiélago británico está forzando a las navieras que operan en el Canal de La Mancha a buscar alternativas que permitan recuperar la operatividad perdida.

En este marco, DFDS pone en marcha el próximo 1 de junio una nueva ruta para carga rodada no acompañada entre el puerto francés de Calais y el enclave inglés de Sheerness, en el condado de Kent, para dar respuesta a la creciente demanda existente en estos tráficos.

Este nuevo servicio ro-ro tendrá una rotación diaria de ida y vuelta diaria que operará los siete días de la semana y al que se asignará un ferry con capacidad para transportar hasta 165 semirremolques, con la intención de que la nueva ruta absorba los tráficos que actualmente realiza la naviera danesa desde Dover a Calais y Dunkerque.

El puerto de Sheerness se encuentra a unos 70 km al norte de Dover, más cerca del área metropolitana de Londres y del centro de Inglaterra.

Además, este enclave cuenta con capacidad para soportar un mayor crecimiento en los volúmenes de carga no acompañada, de tal modoo que la compañía espera que la combinación de una ruta de carga no acompañada y la infraestructura ferroviaria en el puerto de Calais haga crecer el mercado de soluciones ferroviarias para el transporte de mercancías desde Italia, España y el sur de Francia hacia el Reino Unido.

Además, la nueva ruta permite a DFDS ofrecer una solución de transporte intermodal entre Turquía y el Reino Unido al combinar la ruta del ferry de carga a la localidad francesa de Sète, con el transporte ferroviario a Calais.