Los Tribunales de diferentes comunidades del país se vienen pronunciando en los últimos meses en relación con las demandas interpuestas por diversas empresas de transporte contra el cártel de fabricantes de camiones, a medida que los órganos judiciales van dando trámite a los procedimientos en su procedimiento.

En este mismo sentido, el Juzgado Mercantil número 7 de Barcelona ha dictado la primera sentencia condenatoria en Cataluña contra el cártel de camiones, según se ha dado a conocer esta misma semana.

En su sentencia, el juez falla parcialmente a favor de un transportista, representado por la asociación Acoreo, Asociación de Consumidores Reunidos, que adquirió una tractora Iveco en 2007 por un precio de 91.640 euros.

El fallo «estima un sobrecoste del 10%», por lo que «en consecuencia se condena a la parte demandada a abonar a la actora la cantidad de 9.164 euros», cantidad a la que hay que añadir los intereses legales correspondientes desde que se interpuso la reclamación extrajudicial.

Así mismo, esta sentencia, que puede ser recurrida en la Audiencia Provincial de Barcelona, en particular identifica el período de tiempo en que se habría producido el daño, los infractores, que en este caso es la matriz del fabricante italiano, CNH Industrial, y entiende que fue la parte demandada quien repercutió el sobrecoste a las filiales, según Acoreo.