Vodafone está probando una nueva tecnología de posicionamiento preciso que permite rastrear a distancia un vehículo a solo 10 centímetros de su ubicación. Esto implica una mejora de más de tres metros en comparación con los sistemas actuales, basados en satélites.

Junto a Sapcorda, especialista en sistemas de posicionamiento, está trabajando para la integración de nuevos servicios digitales en su plataforma basada en el Internet de las Cosas, que cuenta con 118 millones de conexiones.

Esta tecnología permitirá conocer la ubicación de los vehículos autónomos y agilizará el trabajo de los servicios de emergencia cubiertos con drones, entre otras funcionalidades.

De hecho, la precisión milimétrica es fundamental para la adopción masiva de vehículos autónomos no sólo en la carretera, sino también en fábricas, aeropuertos, astilleros y cualquier lugar donde las máquinas estén en movimiento.

En este sentido, los clientes tendrán acceso a aplicaciones capaces de advertir de la presencia de un camión autónomo, indicar la posición de los drones que transportan productos médicos, alinear con precisión los trenes sin conductor en las plataformas o mostrar a los operadores el punto exacto en que se encuentran sus activos críticos o vehículos.

Los vehículos, maquinaria y dispositivos habilitados para Vodafone IoT, cuando se vinculan con la red integral de Sapcorda de receptores y tecnología de aumento, ofrecen un posicionamiento hiperpreciso, al corregirse parámetros como la curvatura de la tierra, retrasos atmosféricos y diferencias de reloj de los satélites de posicionamiento global.

Esta tecnología, que combinada con video y diagnósticos a bordo, también permitirá realizar inspecciones remotas, es otro ejemplo de cómo la marca está redefiniendo su red y tecnología, aprovechando las telecomunicaciones para prestar nuevos servicios.