UniCarriers ha ampliado su gama de carretillas contrapesadas DX2 con nuevos modelos con un motor a GLP ultralimpio, que garantiza un funcionamiento respetuoso con el medio ambiente sin afectar a su rendimiento.

La serie DX2-LPG, que sustituye a la gama DX-LPG, cuenta con un sistema de gestión del motor que incorpora un convertidor catalítico de tres vías. De esta manera, permite manipular cargas de entre 1,5 y 3,5 toneladas de forma sostenible y eficiente.

Gracias a su fácil manejo, su capacidad de carga variable y sus opciones de personalización, es adecuada para todo tipo de trabajos, desde la carga y descarga hasta el transporte, el apilado y hasta las aplicaciones más pesadas. Asimismo, puede realizar trabajo en exteriores durante largos periodos de tiempo.

La versión de GLP, disponible en siete modelos para poder cubrir cualquier aplicación, ofrece las mismas características que el habitual de DX2 en cuanto a su diseño ergonómico y la seguridad.

En cualquier caso, siguen estando disponibles los motores diésel, que se caracterizan por su robustez, sus prestaciones y su gran economía. Las dos variantes cumplen con la fase V de la normativa sobre emisiones europea, ofrecen un buen rendimiento y garantizan la eficiencia en el combustible.

Al mismo tiempo, ambos tipos de carretilla se caracterizan por su fácil mantenimiento y su nivel de ergonomía, así como por sus bajos costes del ciclo de vida y sus largos intervalos de servicio.