Nuevas carretillas elevadoras eléctricas de Jungheinrich para operaciones ligeras

Las carretillas elevadoras de las series EFG BB y BC están disponibles en versiones de tres y cuatro ruedas y se pueden utilizar en una amplia gama de sectores.

Miércoles, 14/09/2022 por CdS

Jungheinrich ha lanzado dos nuevas series EFG de carretillas elevadoras eléctricas contrapesadas especialmente robustas. Se trata de modelos básicos rentables para tareas clásicas de transporte y apilado de entre 1,6 y 3 toneladas.

A partir de ahora, ofrecerá por primera a sus clientes modelos básicos para aplicaciones ligeras a medias. Las carretillas cuentan con un buen rendimiento, una fiabilidad y una durabilidad impresionantes a un coste bajo.

Diseñadas para uso ocasional en operaciones de un solo turno, están dirigidas a clientes de pequeñas y medianas empresas, que buscan bajos costes de adquisición, tiempos de entrega rápidos y equipos básicos sólidos.

Las carretillas elevadoras de las series EFG BB y BC están disponibles en versiones de tres y cuatro ruedas y se pueden utilizar en una amplia gama de sectores como producción, comercio, almacenaje, talleres o agricultura.

La maniobrable BB 216k, por ejemplo, es especialmente adecuada para la manipulación flexible en entornos de almacenaje reducidos, y los modelos BC 325(k)/330 son la alternativa rentable a las carretillas de 80V, por sus baterías de 48V.

Tres tipos de mástil diferentes en una gran cantidad de tamaños y diseños ofrecen la solución adecuada para todas las aplicaciones estándar hasta una altura de elevación de 6500 mm.

Alto rendimiento a bajo coste

Se fabrican en la planta de Jungheinrich en Qingpu, China, y están equipadas de serie con frenos de disco húmedo, particularmente resistentes a la suciedad, y que garantizan una alta sensibilidad de frenado con bajos requisitos de mantenimiento.

Durante el proceso de frenado se recupera hasta el 30% de la energía, lo que aumenta la vida útil de las carretillas, mientras la tracción delantera de doble motor con transmisión ZF permite un alto rendimiento con un bajo consumo.

A ello se suma el sistema de seguridad curveControl de Jungheinrich, que reduce automáticamente la velocidad de la carretilla en las curvas, y sus cinco modos de desplazamiento diferentes, que permiten un funcionamiento seguro.

Mientras, el techo protector arqueado, perfiles de mástil compactos y guiado optimizado de la cadena y la manguera garantizan una visibilidad completa.

El equipamiento de serie incluye el display de dos pulgadas, que informa al operario sobre el estado de la batería, el tiempo operativo restante y los modos de desplazamiento seleccionados, y proporciona instrucciones de seguridad si es necesario.