El Grupo para la Integridad de las Mercancías ha dado la bienvenida a dos nuevos integrantes: la Oficina Internacional de Contenedores, BIC, y la Federación Internacional de Asociaciones de Transitarios, Fiata.

Esta agrupación fue formada originalmente por el Consejo Mundial del Transporte Marítimo, WSC, la Asociación de Propietarios de Contenedores, COA, la aseguradora TT Club, el Foro Mundial de Cargadores, y la Asociación Internacional para la Coordinación en la Manipulación de la Carga, ICHCA.

Ahora, se refuerza con estas dos nuevas incorporaciones para seguir mejorando la seguridad en la cadena de suministro mundial. En ambos casos, aportarán perspectivas complementarias, recursos y nuevas redes al grupo, que podrá mejorar sus competencias y ampliar su alcance.

En este sentido, contribuirán a un progreso más rápido y efectivo en la reducción de incidentes, accidentes y problemas de bioseguridad en la cadena de suministro internacional.

Desde Fiata, explican que llevan tiempo apoyando el trabajo del Grupo para la Integridad de las Mercancías y que han colaborado en la promoción del Código CTU para la manipulación de unidades de transporte de carga a través de su Grupo de Trabajo del Mar, encabezado por el vicepresidente senior de la Federación, Jens Roemer.

Al unirse al Grupo, buscan reafirmar su compromiso con la mejora de la seguridad del transporte marítimo de mercancías. En el caso de BIC, enfocado siempre en la seguridad y sostenibilidad, se han decidido a entrar por la importancia que tienen estos asuntos para el sector.

Siempre han promovido el Código CTU para la mejora de las comunicaciones con todos sus miembros y otras partes de la cadena logística, y están preparados para dar un paso más y trabajar junto sus nuevos socios en el refuerzo de la seguridad de la industria marítima.